Rojo amarillo rojo se hace viral y gana el Premio al Mejor Guion 2018

JamesonNotodofilmfest / 

Teresa Bellón y César F. Calvillo vuelven a convertirse en virales con su corto Rojo Amarillo Rojo, ganador del Premio al Mejor Guion 2018

Cariño, me he follado a Bunbury, fue el primer corto que esta pareja de realizadores presentaban al festival. Con él lograron llegar a la viralidad dentro y fuera de Notodofilmfest. El corto fue presentado a la edición de 2016, y terminó alzándose con el Premio de Distribución. Dos años después Teresa Bellón y César F. Calvillo han participado en el festival con Rojo amarillo rojo, cortometraje que ha destacado por su realización, pero sobre todo por su guion, premio con el que ha sido galardonado.

“La idea del corto surgió en mitad de un atasco en la M30” nos cuenta su director César F. Calvillo, “Teresa y yo estábamos rodeados de coches y varios de los que había alrededor en ese momento llevaban la bandera de España colgada del retrovisor”(…)”De pronto nos preguntamos cómo reaccionaríamos si tuviésemos un hijo y nos regalase esa misma bandera. ¿Cómo le explicas a un niño todo el tema de las dos Españas y, en general, toda la tontería que nos traemos unos y otros con la bandera de nuestro país? Muy complicado, desde luego, pero nos dimos cuenta de que ahí estaba el germen de una buena historia”.

Y tan buena era la historia que al poco de ser publicada en los canales del festival empezó a ser consumida y compartida masivamente, especialmente por algunos grupos de extrema derecha, que tomaron el corto como bandera de su ideología, ocasionando incluso malestar en los propios autores por el malentendido que estaba ocasionando para alguna personas. “Está claro que en este país falta sentido del humor, y que en ciertos temas nadie se plantea que uno se pueda reír de uno mismo y no solo de los demás”, nos explican los propios autores.

Rojo Amarillo Rojo se presenta con un padre que tiene que afrontar una difícil e incómoda conversación sobre política con su hijo: “tengas la ideología que tengas, es complicado no acabar diciendo tonterías cuando hablas de banderas y de patrias. Y más cuando se lo explicas a un niño, que lo ve todo sin prejuicios. Lo normal, cuando somos niños, es que nos guste el país en el que vivimos, que nos guste la bandera y la selección de fútbol. Cuando crecemos es cuando empiezan los problemas y los tabúes”.

Con este corto Teresa Bellón y César F. Calvillo querían abordar con humor los estereotipos que acompañan a una bandera, “vivimos en un país en el que la bandera despierta sentimientos absolutamente polarizados y todos somos muy prejuiciosos al respecto. Ves una persona con la bandera colgada del retrovisor o del balcón, y automáticamente ya das por hecho lo que piensa esa persona sobre Cataluña, la política e incluso los toros o el aborto”.  A pesar de los malentendidos que el corto ha ocasionado en algunos colectivos, Rojo Amarillo Rojo, ha logrado una gran viralidad y, de momento, cuatro nominaciones en nuestra edición de 2018. Como ellos mismos dicen: “En cualquier caso, estamos muy felices con Rojo Amarillo Rojo. A pesar de habernos convertido por unos meses en “iconos fachas”, la verdad es que el corto nos ha traído muchísimas alegrías. Además, cuando cuentas una historia el objetivo siempre es hacer un buen trabajo y que te vea la mayor cantidad de gente posible. Y otra cosa no, pero con “Rojo Amarillo Rojo” visibilidad hemos tenido un rato.”

Y si todavía no lo has visto, aquí lo tienes:

Y aquí está Cariño, me he follado a Bunbury:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *